Virus que no existen y vacunas que no valen (más que para arruinarte la salud)

Los CDC y 87 instituciones científicas de todo el mundo reconocen que el virus SARS-CoV-2 no está aislado. Los propios CDC además reconocen que las vacunas no sirven, que los vacunados son “superdifusores” y que las vacunas van a quedar obsoletas, unas vacunas que presentan millones de efectos adversos, siendo de los más comunes los trombos, y cuyos contratos de distribución blindan a las farmacéuticas, quienes más salen ganando con todo esto.

¿Una persona en su sano juicio mezclaría una muestra de un paciente (que contiene varias fuentes de material genético y que nunca se ha demostrado que contiene un virus en particular) con células de riñón de mono, suero bovino fetal y medicamentos tóxicos, y luego afirmaría que el brebaje resultante es un “aislado de SARS-COV-2” y lo enviaría al extranjero para su uso en investigaciones críticas (incluyendo el desarrollo de vacunas y pruebas)?

Porque este es el tipo de trabajo fraudulento que los equipos de investigación de todo el mundo hacen pasar por “aislamiento de virus”.

A partir del 27 de julio de 2021:

87 instituciones científicas y sanitarias de todo el mundo no han proporcionado ni citado ni un solo informe de aislamiento/purificación del “SARS-COV-2” por parte de nadie, en ningún lugar y en ningún momento.La lista de  estas instituciones se enumeran a continuación.

A continuación figuran todas las solicitudes de información y sus respuestas archivadas en cv19.fr, consulte los procedimientos completos de cada solicitud detallados en esta página: fluoridefreepeel.ca [archivo]

(1) Australia: University of Western Australia – home of Gates-funded researcher Christine Carson

(2) Australia: ACT Government (Government of the Australian Capital Territory) / Canberra Health Services (CHS)

(3) Australia: Commonwealth Scientific and Industrial Research Organisation – CSIRO

(4) Australia: Department of Health

(5) AustraliaPeter Doherty Institute for Infection and Immunity

(6) Britain: Health and Safety Executive

(7) Canada: Aylmer Police Services

(8) Canada: Centre for Disease Control, British Columbia

(9). Canada: City of Toronto, Ontario

(10 )Canada: Department of Health & Community Services, Newfoundland Labrador

(11) Canada: Health Canada

(12) Canada: Institut National de Sante Publique du Quebec

(13) Canada: Institutes of Health Research

(14) Canada: Kingston, Frontenac, Lennox and Addington Public Health, Ontario (re “any variant”)

(15) Canada: McGill University

(16) Canada: Ministry of Health, British Columbia

(17) Canada: Ministry of Health,Ontario

(18) Canada: Mount Sinai Hospital, Toronto, Ontario

(19) Canada: National Research Council, [2]

(20) Canada: Natural Sciences and Engineering Research Council of Canada

(21) Canada: Peterborough Police Service

(22) Canada: Peterborough Public Health

(23) Canada: Provincial Health Services Authority, British Columbia

(24) Canada:  Region of Peel, Ontario, [2]

(25) Canada: Sunnybrook Health Sciences Centre, Toronto, Ontario

(26) Canada: Toronto Police Service

(27) Canada: University of Toronto

(28) Canada: Vancouver Coastal Health Authority, British Columbia (re “the UK variant”)

(29) Canada: Grey Bruce Health Services

(30) Canada: McMaster University

(31) Canada: Public Health Agency of Canada[2]

(32) Canada: Vaccine and Infectious Disease Organization-International Vaccine Centre (VIDO-InterVac) at University of Saskatchewan

(33) Czech Republic: Ministry of Health

(34) Czech Republic: Univerzita Karlova

(35) Denmark: Statens Serum Institut

(36) England: Public Health England[2][3][4]

(37) Europe: Centre for Disease Prevention and Control

(38) India: Indian Council of Medical Research[2]

(39) Isle of Man: Department of Health and Social Care

(40) Netherlands: Ministry of Health, Welfare and Sport[2]

(41) New Zealand: Associate Minister of Health Hon Jenny Salesa

(42) New Zealand: Associate Minister of Health Hon Peeni Henare

(43) New Zealand:  Associate Minister of Health Julie Anne Genter

(44)New Zealand: Bay of Plenty District Board

(45)New Zealand: Department of the Prime Minister and Cabinet

(46)New Zealand: Institute of Environmental Science and Research – ESR[2]

(47)New Zealand: Ministry of Health

(48) New Zealand: University of Auckland

(49) New Zealand: University of Otago

(50) Norway: Norwegian Ministry of Health and Cares Services & subordinate agency the Directorate of Health

(51)Portugal: Ministry of Health (jugement du tribunal formalisant que le ministère ne dispose d’aucune donnée ou référence sur l’existence du virus)

(52) Republic of Africa: Governmental COVID-19 Advisory Committee (jugement Afrique du Sud, en savoir plus)

(53) Republic of Africa: Minister of Co-operative Governance and Traditional Affairs

(54) Republic of Africa: National Department of Health

(55) Republic of AfricaNational Institute for Communicable Diseases

(56) Republic of Africa: President

(57) Republic of Columbia: Ministry of Health & Social Protection

(58) Republic of Ireland: National Virus Reference Laboratory, University College Dublin

(59) Scotland: Public Health Scotland

(60) Slovenia: Department of Health

(61) Slovenia: Faculty of Medicine and Institute of Microbiology and Immunology, University of Ljubljana

(62) Slovenia: National Laboratory for Health, Environment and Food (Nacionalnega laboratorija za zdravje, okolje in hrano – NLZOH)

(63) Spain: Ministry of Health

(64) United Kingdom: Cabinet Office[2]

(65) United Kingdom: Department of Health and Social Care

(66) United Kingdom: Government Office for Science

(67) United Kingdom: House of Commons

(68) United Kingdom: House of Lords

(69) United Kingdom:  Imperial College London

(70) United Kingdom:  Medicines and Healthcare Products Regulatory Agency

(71) United Kingdom: Prime Minister’s Officelien vers cette réponse

(72) United Kingdom: University of Warwick

(73) USA: Agency for Toxic Substances and Disease Registry[2]

(74) USA: Centers for Disease Control and Prevention[2]

(75) USA: National Institute of Allergy and Infectious Diseases – NIAID, [2]

(76)USA: Oregon Health Authority

(77) Uruguay: Clemente Stable Biological Research Institute, Ministry of Education and Culture

(78)Uruguay: University of the Republic (UdelaR) Faculty of Chemistry

(79) UruguayMinistry of Public Health

(80) WalesPublic Health Wales[2]

(81) Canada: Hastings Prince Edward Public Health (Ontario)

(82) Ukraine: Ministry of Health

(83) Australia: Western Australia Minister & Department of Health

(84) Australia: South Australia Minister for Health and Wellbeing

(85) AustraliaNew South Wales Ministry of Health, Australia

(86) England: Pennine Acute National Health Service Trust

(87) England: Salford Royal National Health Service Foundation Trust

Algunas de las respuestas a estas solicitudes de información mencionan el hecho de que el aislamiento/purificación del SARS-CoV-2 no puede realizarse de la manera solicitada, y que el “aislamiento” mencionado en la literatura científica se refiere a un cultivo celular de muestra que muestra un efecto citopático, pero no se han realizado experimentos de control para demostrar que este efecto citopático está presente o no con los mismos procedimientos en un cultivo sano o estéril (ver FOI de los Países Bajos).

Por supuesto, esto no ha sido ningún obstáculo para empezar a producir vacunas como churros, a través de unos contratos entre gobiernos y farmacéuticas que blindan a éstas ante cualquier efecto adverso y pese a que se está demostrando, incluso por parte de lo que llaman ciencia (cartesiana, industrial, capitalista) que estos asquerosos brebajes no son más que puto veneno.

PFIZERLEAK EXPONE EL CONTRATO DE FABRICACIÓN Y SUMINISTRO DE PFIZER .

“Antecedentes:

Pfizer ha sido extremadamente agresivo al tratar de proteger los detalles de sus acuerdos internacionales sobre la vacuna COVID-19.

Afortunadamente, me las arreglé para conseguir uno. #PfizerLeak#Pfizer pic.twitter.com/1JlyJzxByb

– Ehden (@eh_den) 26 de julio de 2021

Estos son los detalles, según una fuente llamada Ehden, que comienza así un largo hilo: “Pfizer ha sido extremadamente agresivo al tratar de proteger los detalles de sus acuerdos internacionales sobre la vacuna COVID1-19.”

“Estos acuerdos son confidenciales, pero afortunadamente un país no protegió lo suficiente el documento del contrato, así que conseguí una copia. Como van a ver, hay una buena razón por la cual Pfizer se esforzó en ocultar los detalles de estos contratos”, escribe Ehden en twitter.

Estos son los aspectos más destacados:

– El contrato cubre la fabricación de vacunas tanto para la cepa original COVID-19 como para sus mutaciones. Además, cubre “cualquier dispositivo, tecnología o producto utilizado en la administración o para mejorar el uso o el efecto de dicha vacuna”.

– La razón por la que los gobiernos (incluido el de EE.UU., indudablemente) estaban minimizando y suprimiendo otros tratamientos no vacunales para el COVID es porque el contrato no les permite retirarse incluso si se encuentra un tratamiento más eficaz que la vacuna de Pfizer.

– Pfizer tampoco se hace responsable de las entregas tardías o no realizadas. “Pfizer no asumirá ninguna responsabilidad en caso de que no se entreguen las dosis de acuerdo con las fechas de entrega estimadas… y dicho incumplimiento no dará al comprador ningún derecho a cancelar los pedidos de cualquier cantidad de producto”, señala el contrato.

Y para enfatizar, el contrato establece claramente: “El Comprador renuncia por la presente a todos los derechos y recursos que pueda tener por ley, en equidad o de otra manera, que surjan de o estén relacionados con: … cualquier incumplimiento por parte de Pfizer de la entrega de las dosis contratadas de acuerdo con el Calendario de Entrega”. 

– Una vez compradas, las vacunas no pueden devolverse: “Pfizer no aceptará, bajo ninguna circunstancia, ninguna devolución del Producto (o de la dosis)… no se producirá ninguna devolución del Producto bajo ninguna circunstancia”, dice el contrato.

– También está el coste. El gobierno estadounidense, y presumiblemente los israelíes según Ehden, pagaron 19,50 dólares por dosis de vacuna, aunque a otros países sólo se les cobró 12 dólares. Además, Pfizer aseguró que su dinero estaba garantizado y que los gobiernos no podrían retener o intentar acreditar los fondos para las vacunas.

– Tampoco importa si las vacunas son eficaces a corto o largo plazo. “El comprador reconoce… que los efectos a largo plazo y la eficacia de la vacuna no se conocen actualmente y que puede haber efectos adversos de la vacuna que no se conocen actualmente”, dice el contrato.

– Además, todas las ventas son prácticamente definitivas, al igual que la excepción del contrato. “Hay cláusulas sobre la posibilidad de rescisión, pero en realidad, como se ha visto hasta ahora, el comprador no tiene casi nada que pueda considerarse un incumplimiento sustancial, mientras que Pfizer puede hacerlo fácilmente si no recibe su dinero o así lo estima”, escribe Ehden.

-Y, por supuesto, nadie puede hacer responsable a Pfizer… de nada relacionado con su vacuna COVID. “El comprador proporcionará a Pfizer protección contra la responsabilidad de las reclamaciones y todas las pérdidas, aplicará la misma a través de los requisitos legales o reglamentarios, y la suficiencia de tales esfuerzos será a discreción de Pfizer”, dice el contrato. 

¿Empiezas a sentirte engañado? Pues esto no es nada, es hora de convertirse en tu propio “investigador médico” porque los fabricantes de vacunas y reguladores, lógicamente, no se preocupan por nuestros intereses. ¿Te gustaría saber exactamente qué hacen las vacunas de ARNm en tu sangre que son mucho más peligrosas que el virus Covid-19 o cualquiera de sus variantes?

LAS VACUNAS HACEN QUE LOS GLÓBULOS ROJOS MUTEN Y SE PEGUEN

No hace falta ser mecánico para aprender y entender cómo el aceite sucio puede arruinar un motor, y no hace falta ser médico o científico para entender cómo las vacunas de ARNm COVID modifican los glóbulos rojos para hacerlos pegar. Esto explica los fenómenos de coagulación sanguínea que se producen en todo el mundo tras la inoculación de la vacuna Covid. Esto explica la epidemia de corazones inflamados que se produce en todo el mundo tras la vacunación  Covid. Es lo explica la explosión de casos de enfermedades degenerativas neuromusculares.

¿Por qué miles y miles de personas vacunadas contra el Covid se quejan de letargo implacable, mareos y pensamientos nublados?

La miocarditis es cuando el corazón se inflama, que está sobrecargado por diversas razones. Una de las principales razones de la miocarditis, los accidentes cerebrovasculares y los infartos de miocardio es la obstrucción de los vasos sanguíneos, incluidas las arterias, las venas y los capilares, cada uno de los cuales desempeña una función específica en el proceso de circulación de oxígeno y nutrientes. Incluso algunas de las personas más sanas del planeta Tierra, nuestros militares, sufren de miocarditis después de la vacunación con Covid, y esto está demostrado por los propios ensayos clínicos.

Bajo un microscopio ordinario, el examen de las muestras de sangre (frotis sanguíneos) provenientes de los pacientes de un médico específico que han recibido la(s) vacuna(s) Moderna Covid revela células sanguíneas destruidas, mutadas, de aspecto tubular y aglutinadas (agregadas). Estos pacientes y su médico quieren saber exactamente qué es lo que se introduce en su circulación sanguínea, y qué es lo que ahora circula en todo su cuerpo…

La desinformación proviene de Pfizer y Moderna sobre el ARNm y su verdadera función. De ahí viene toda la desinformación, no de las nuevas alternativas, como los MSM quieren hacer creer a todo el mundo.

La desinformación proviene de Pfizer y Moderna sobre el ARNm y su verdadera función. De ahí viene toda la desinformación, no de las nuevas alternativas, como los MSM quieren hacer creer a todo el mundo.

Estas imágenes de frotis de sangre de pacientes vacunados contra el Covid parecen como si el paciente tuviera el síndrome de Guillain-Barré o esclerosis múltiple, pero no es el caso. ¿Cómo causan las vacunas este efecto? La vacuna COVID Moderna mRNA cambia la forma y la viscosidad de los glóbulos rojos, provocando su coagulación. El primer diagrama que aparece a continuación muestra los glóbulos sanguíneos sanos, luego, tras la vacunación con Covid, se tienen glóbulos rojos mutados y deformados, proteínas espigas con el factor de adherencia que causan bloqueos mortales. Es como un cúmulo de restos de cientos de coches en las autopistas y carreteras por las que viaja tu sangre continuamente.

La miocarditis severa, causada por las vacunas Covid, debilita tu corazón al tiempo que impide que el resto del cuerpo reciba suficiente sangre.

Las vacunas Covid son inyecciones tóxicas que manipulan los genes y obstruyen el torrente sanguíneo humano. Casualmente, una “infección vírica” es la causa más común de miocarditis, por lo que Covid es la cobertura perfecta para las vacunas, que provocan inflamación del corazón y coágulos de sangre. Durante una “infección vírica”, el cuerpo produce células para “luchar “contra el virus, pero después de una vacuna de ARNm, las células producen proteínas adherentes y priones, que causan ” bloqueos ” en los vasos sanguíneos, y la sangre se obstruye aún más alrededor de estos bloqueos. El problema se agrava y rápidamente se vuelve fatal.

Algunas víctimas de la vacuna Covid sufren trombosis venosa cerebral o trombosis venosa profunda. Se trata de coágulos sanguíneos mortales en el cerebro o cerca de él. Otras víctimas de las vacunas sufren embolias pulmonares inmediatamente después de recibir las vacunas Covid. Se producen debido a una coagulación anormal, donde todo el sistema de coagulación de la sangre ha sido secuestrado y funciona sin control, gracias a la “tecnología” del ARNm. Las vacunas también dañan los órganos internos.

Si estos coágulos inducidos por la vacuna se desprenden del lugar donde se forman, pueden desplazarse a un órgano o arteria muy estrella para ellos, bloqueando el flujo sanguíneo y provocando una embolia pulmonar, como lo que ocurre en los pulmones, el estómago y el cerebro de estas víctimas de la vacuna. (Accidente cerebrovascular isquémico).

Las investigaciones muestran que los pacientes de Covid-19 también tienen niveles significativamente elevados de moléculas de coagulación sanguínea, lo que también favorece la enfermedad vascular, por lo que el problema se agrava para las personas que han contraído Covid y que, además, reciben la vacuna, pero al CDC no le importa. No se comprueba nada antes de recibir las inyecciones de Covid en centros comerciales abandonados, eventos deportivos y clubes nocturnos. Es un juego gratuito porque las vacunas de ARNm son sucias, sucias, sucias pero esto a los CDC no les importa, ellos siguen a lo suyo, cumpliendo su parte del plan para vacunar a todo el mundo, aunque el esperpento de las vacunas se esté cayendo a trozos.

LOS CDC RECONOCEN QUE LAS VACUNAS NO SIRVEN Y QUE LOS VACUNADOS SON “SUPERDIFUSORES” DE LA COVID-19

De hecho, en palabras de la propia directora de los CDC, la Dra. Rochelle Walensky, la narrativa oficial sobre las vacunas y el covid  acaba de autodestruirse.  Mientras que en marzo de este año, Walenksy prometió públicamente que las personas vacunadas no podrían propagar el virus e infectar a otros, esta semana, ha declarado públicamente que las vacunas están fallando y que las personas vacunadas pueden llevar ahora cargas virales más altas que las personas no vacunadas, contribuyendo a la propagación del covid.

Incluso Yahoo News, que suele ser cómplice de las grandes farmacéuticas, no pudo endulzar el devastador cambio de la narrativa, informando: “Los CDC actualizaron sus directrices el martes para recomendar máscaras en interiores, incluso para las personas vacunadas. La variante Delta facilita la transmisión del virus a las personas vacunadas, según los CDC. Las personas vacunadas y no vacunadas infectadas con Delta pueden tener cargas virales similares”.

USA Today estaba tan alarmado por la admisión de los CDC que intentaron ocultar sus propios informes que citaban a NBC News. Presa de pánico, USA Today eliminó esta frase de su artículo.

NBC News, citando a responsables anónimos que estaban al tanto de la decisión, informó de que “ésta se produjo después de que nuevos datos sugirieran que los individuos vacunados podrían tener niveles más altos del virus e infectar a otros en medio de la ola de casos causados por la variante delta del coronavirus”. Por cierto, los CDC están ocultando actualmente estos datos al público, muy probablemente porque saben que una vez que se revelen los datos, cualquier fragmento restante de su narrativa pro-vacuna se derrumbaría espontáneamente.

La “confesión” de los CDC acaba de echar por tierra todas las promesas hechas a los vacunados… ahora se están dando cuenta poco a poco de que ellos son los “superdifusores” condenados.

Al hacer estas declaraciones públicas, los CDC acaban de admitir que toda la promesa de que las personas vacunadas eran inmunes al covid y no podían “contagiar a los demás” acaba de deshacerse.

Inmediatamente, los CDC han exigido que toda la nación vuelva a los mandatos de las máscaras de neandertal, incluso para aquellos que han sido “completamente vacunados”.

Esto plantea la pregunta: si la respuesta no son las vacunas, sino más bien el uso de las mascarillas, ¿por qué Estados Unidos  necesita a los CDC en primer lugar?

Y dado que las máscaras no funcionan realmente para bloquear las partículas virales que son de un tamaño mucho menor que los espacios de los hilos de la máscara, entonces ¿cómo pueden las máscaras detenerlas?

Y si las vacunas no funcionan, ¿de qué sirven los pasaportes de las vacunas?

Todo esto es una confesión abierta de que los CDC no tienen herramientas contra el covid y que los últimos 18 meses de promesas pro-vacunas eran mentiras y propaganda.

Peor aún, todo el establecimiento médico ha suprimido la única solución legítima a esta pandemia, que es la inmunidad natural, que sólo puede funcionar eficazmente cuando se combina con una buena nutrición y una suplementación adecuada.

Sin embargo, el sistema de culto médico monolítico que domina la sociedad actual sólo puede ver los productos farmacéuticos y las vacunas como posibles respuestas, nunca la nutrición o la inmunidad natural. Por lo tanto, los CDC no tienen nada más que ofrecer a Estados Unidos que la obediencia ciega a sus mentiras científicas.

Pero la cosa se pone peor: la directora del CDC acaba de admitir que las vacunas pronto serán obsoletas

Si te lo puedes imaginar, la situación es en realidad mucho peor de lo que se ha tratado aquí hasta ahora. En sus confesiones públicas de esta semana, la directora de los CDC, Walensky, también admitió que el covid está “a sólo unas pocas mutaciones” de hacer que todas las vacunas existentes queden completamente obsoletas. Añadió: “Creo que la mayor preocupación que nos preocupa en la salud pública y en la ciencia es este virus y las posibles mutaciones. Tenemos un virus altamente transmisible, que tiene el potencial de evadir nuestras vacunas en términos de cómo nos protege de enfermedades graves y de la muerte”… Entonces, como cualquier persona racional podría preguntarse, ¿qué sentido tiene vacunarse en primer lugar?

Es aún más alarmante cuando se sabe que está documentado que la “inmunidad” inducida por la vacuna comienza a desaparecer después de seis semanas.

Y una vez que la vacuna se desvanece, las personas se vuelven más vulnerables a la infección, en comparación con los no vacunados o los que tienen inmunidad natural. Por eso, en California ahora mismo, el mayor número de nuevos casos de covid-19 se da en los condados con mayores tasas de vacunación.

Del mismo modo, al impulsar el lucrativo fraude de “vacunas de refuerzo”, los fabricantes de vacunas declaran ahora abiertamente que sus propias vacunas dejan de funcionar después de unos meses, por lo que la gente necesitará vacunas de refuerzo para mantener los beneficios de las vacunas.

De hecho, es aún peor: los vacunados son también los “súper-difusores” de las variantes covid.

No sólo las personas vacunadas son ahora los súper difusores, sino que resulta que también son los “súper portadores” de las variantes de la vacuna. Como explica el experto en vacunas Geert vanden Bossche:

… La vacunación masiva promueve la selección natural de más y más variantes que escapan a la inmunidad de la vacuna (VI) en la parte vacunada de la población.

En conjunto, la vacunación masiva llevada a cabo en un contexto de altas tasas de “infectividad” permite que las variantes más “infecciosas” y que escapan cada vez más al VI aumenten su prevalencia.

Esta evolución se traduce inevitablemente por un aumento de las tasas de morbilidad, tanto en la población no vacunada como en la vacunada, y precipita la aparición de variantes víricas circulantes que acabarán siendo completamente resistentes a la inmunidad mediada por las vacunas (VMI).

Por lo tanto, las campañas de vacunación masiva no deberían llevarse a cabo durante una pandemia de un “virus altamente mutable”, y mucho menos una pandemia de variantes más “infecciosas” (¡a menos que se utilicen vacunas que bloqueen la transmisión!).

Es esencial comprender que una rápida disminución de las tasas  de “infectividad viral,” que no se logra mediante la infección natural sino que simplemente es el resultado de las campañas de vacunación masiva aceleradas, sólo retrasará la propagación abrupta de las variantes virales emergentes y totalmente resistentes a las vacunas y, por lo tanto, sólo retrasará el inicio de una importante ola de morbilidad y mortalidad.

Parece que la ” alta ola de morbilidad y mortalidad” no ha hecho más que empezar.

El Dr. Robert Malone advierte sobre el “peor de los casos” y cita la primera evidencia que muestra que la mejora dependiente de anticuerpos (ADE) ahora está emergiendo.

En los próximos 12 meses, más o menos, es probable que veamos una ola de muertes post-vacunación, similar a la ola de personas que se vacunaron a principios de este año. Incluso el Dr. Robert Malone, inventor de la tecnología de la vacuna de ARNm, advierte que la confesión de los CDC es esencialmente una confirmación de que han comenzado los efectos de la mejora dependiente de anticuerpos. En una reciente entrevista con Steve Bannon en War Room Pandemic, el Dr. Malone (que es totalmente pro-vacunas, por cierto), dijo: “Esto es exactamente lo que veríamos si se produjera una mejora dependiente de anticuerpos…La protección de Pfizer desaparece a los seis meses. Los que recibieron  Pfizer, que ahora están en la fase de declive, parecen estar infectados”.

Esto es exactamente lo que anticiparía que es la ventana de mayor susceptibilidad a la mejora  dependiente de anticuerpos, en esta larga fase de disminución gradual a medida que la respuesta a la vacuna disminuye.

El gobierno está ocultando lo que está sucediendo aquí. Parece que se presenta el peor de los casos, que “la vacuna, en su fase de declive, hace que el virus se replique de forma más eficiente de lo que lo haría en otras circunstancias, lo que llamamos ADE”.

Cuando uno de los principales científicos del mundo a favor de las vacunas -el inventor de la tecnología de las vacunas de ARNm- se presenta y dice que las vacunas COVID son ahora un “peor escenario”. Así está el patio, amigos, pero por supuesto todo esto es una conspiranoia porque todo el mundo sabe que la enfermedad es horrible, masiva y la causa un virus natural propagado por un pangolino que se folló a un murciélago y la solución es la vacuna, aunque la máxima autoridad sanitaria, asesora de la OMS, diga lo contrario – probablemente para engancharnos de por vida a una vacuna – que lo hemos visto por la tele y la tele, como es bien sabido, no miente.

Fuentes

afinalwarning

cv19

naturalnews

verdadypaciencia

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s

Create your website with WordPress.com
Get started
%d bloggers like this: